LOS USOS MÁS SORPRENDENTES DEL LIMÓN

1. ELIMINA NÁUSEAS

Tanto si estás embarazada como sólo mareada. Para ello hay que echar dos gotas de aceite esencial de limón (se obtiene al exprimir la piel en frío) en un terrón de azúcar y dejar que se derrita en la boca. Elimina al instante las ganas de vomitar y también ayuda a digerir comidas pesadas.

2. LIMPIA LA PLATA

El zumo de limón ayuda a quitarle el aspecto ennegrecido a joyas y cuberterías de plata. Para ello hay que limpiar la mancha con éste, luego aclarar con agua caliente y finalmente frotar con un paño. En el caso de los cubiertos es mejor ponerlos a remojo en zumo de limón y después seguir el mismo proceso: aclarado en agua caliente y secado con gamuza.

3. LAVA LA ESPONJA

Es un foco de bacterias y malos olores. Para desinfectarla, hay que dejarlas 24 horas en remojo en agua caliente con limón. Al día siguiente habrá recuperado el esplendor del primer día.

4. ES AUTOBRONCEADOR

Ya no hace falta ir a la playa o a la piscina ni comprar ningún producto en la droguería, puedes crear tu propio autobronceador con limón. Se hace mezclando medio litro de agua hirviendo con tres bolsas de té durante media hora, después se quitan éstas y se deja enfriar la infusión. A continuación hay que añadir el zumo de medio limón. La mezcla nos la untamos por la noche y al día siguiente estaremos como recién llegados de Caribe.

5. HACE LLEVAR MEJOR LAS RESACAS

Ese día que te levanta con la cabeza hecha un bombo, la boca pastosa y el estómago revuelto encontrarás en la limonada tu mejor aliada. No es que te elimine el dolor de cabeza al instante, pero acelerará su desaparición. Lo recomendable es beber un zumo de limón en ayunas. Éste ayuda a desintoxicar el hígado y así la eliminación del alcohol será mucho más rápida.

6. ADIÓS A LAS AGUJETAS

Antes de que aparezcan podemos ponerles remedio: durante y después de una sesión intensiva de entrenamiento deberíamos beber agua con gas mezclada con zumo de limón. En unas horas, desaparecerá la molestia y recuperaremos la flexibilidad habitual.

7. FRENA UN ATAQUE DE HIPO

Una simple gota de zumo de limón sobre la lengua hace desaparecer el hipo. Y no solo en personas mayores, también es eficaz en bebés.

8. MODERA EL APETITO

Tiene un efecto saciante al que seguro más de uno le encuentra utilidad. Esto se debe a que tiene pectina, una fibra que se hincha al contacto con el agua en el estómago y forma un gel que provoca una sensación de saciedad que puede durar hasta 4 horas. Para frenar los ataques de hambre habría que comer directamente la pulpa del limón y para moderar el apetito basta con adquirir la costumbre de beber un gran vaso de agua fresca con zumo de limón.

9. ACABA CON EL MAL ALIENTO

Mientras no se corte el problema de raíz (bacterias dentales, problemas digestivos o mala alimentación), podemos al menos frenar la halitosis chupando una rodaja de limón o enjuagándonos con un vaso de agua y limón.

10. LUCHA CONTRA LAS MANCHAS DE VINO TINTO

Para atacar al vino tinto lo mejor es el vino blanco, pero si no lo tenemos a mano en el momento del derrame se puede recurrir al limón. Antes de meter la prenda en la lavadora hay que espolvorearla con sal, frotar con jabón de Marsella y zumo de limón puro. Después aclarar con un chorro de agua prácticamente hirviendo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>