limón

Limones en conserva

Los cítricos se caracterizan por tener largos procesos de conservación, ya que pueden almacenarse hasta 10 días en buenas condiciones. ¿Y se pueden hacer en conserva? La respuesta es ¡sí! Además están riquísimos 

limones

Limones en conserva

Los limones en conserva es una receta muy sencilla, una forma de aprovechar el limón durante más tiempo y además es todo un manjar. Este delicioso condimento tiene su origen en la cocina africana, especialmente en Marruecos.

Si investigamos un poco sobre Marruecos veremos que en puestos y productos del Zoco, es muy común encontrar unos limones en conserva. Y es que son un ingrediente fundamental en su cocina tradicional, de hecho son indispensables para elaborar su delicioso Tajin. Los limones en conserva, no sólo permiten aprovechar esta fruta durante más tiempo, sino que son una guarnición, condimento o aperitivo perfecto, además su elaboración es tan sencilla que puede prepararse en casa.

En cocina tiene tantos usos como puedas imaginar. Por ejemplo, si los picamos, son un aderezo perfecto para ensaladas, estofados, pescados, pollo, para realzar el sabor de un tartar de salmón o atún, en guacamole o hummus… Pruébalo y verás que aportan un toque único.

limón

¿Cómo podemos preparar estos limones en conserva?

Lo cierto es que es muy sencillo y podemos almacenarlos e ir utilizándolos según necesitemos o queramos. Para su elaboración necesitamos:

Ingredientes

- Limones

- Aceite de oliva

- Una cucharadita de pimienta en grano

- 5 o 6 clavos de olor

- 1 cucharadita de sal

- 1 cucharadita de azúcar blanco

Preparación

Lo primero que hay que hacer es lavar muy bien los limones, secarlos bien y cortar en gajos. A continuación colócalos en un plato, espolvorea sal y azúcar en abundancia y cubre con papel film. Dejamos reposar en un lugar seco y fresco durante al menos 12 horas.

Aprovechamos el tiempo de reposo para escoger el tarro en el que los vamos a colocar y esterilizarlo bien para evitar bacterias. Una vez esterilizado, cogemos los gajos y los colocamos en el interior, cubrimos con aceite de oliva, añadimos la pimienta y el clavo. Cerramos y guardamos en un lugar fresco alejado de la luz. Lo ideal es dejarlo macerar al menos un mes, como mínimo dos semanas, antes de consumir.

También podemos añadir otros condimentos como hojas de laurel o lavanda, según el toque que queramos darles.

limón

En la receta marroquí, necesitamos limones, sal gorda, zumo de limón y especias. Los limones se cortan en cruz, formando gajos pero se mantienen unidos por la base. Después rellenamos de sal gorda, juntamos e introducimos en el tarro, junto con las especias (canela, pimienta, laurel, dientes de ajo… Al gusto) y cubrimos con el zumo de 5 limones y lo que falte hasta completar el tarro de agua. Cerramos bien y dejamos reposar un mes, moviendo cada día el tarro como si fuera una maraca para que se impregne bien el limón y se haga bien la conserva.

Una vez abiertos los limones en conserva aguantan bastante, aún así debemos tener cuidado a la hora de manipularlos, con cuidado y con cucharas de madera, evitar cogerlos con los dedos nos ayudará a conservarlos más tiempo.

Y tú ¿tienes tu propia receta de limones en conserva? Compártela con nosotros en un comentario o a través de nuestras redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin).