limón

Cómo deshidratar el limón en casa

La deshidratación de cítricos y alimentos es una técnica muy antigua de preservación. Al deshidratar el limón cuentas con un fantástico condimento para tus recetas dulces y saladas. Pero, ¿cómo podemos deshidratar el limón? 

limón

Deshidratar limones

En Cítricos La Paz, como especialistas y apasionados del limón, nos encanta compartir todos los usos y posibilidades que tiene esta deliciosa y refrescante fruta.

¿En qué consiste deshidratar el limón?

La deshidratación es una técnica muy antigua de conservación de los alimentos que consiste en eliminar la mayor cantidad de agua contenida en los alimentos.  El porcentaje de agua varia según el tipo de alimento:

  • Cereales, un 10 o 20%.
  • Hongos y setas 90- 95% de agua.
  • Frutas y hortalizas un 80-90%.

La cantidad de agua contenida en los alimentos es la causante de la aparición de microorganismos con el paso de tiempo que causan el deterioro y la putrefacción.  Al deshidratar el limón, eliminamos un alto porcentaje de agua evitando la proliferación de microorganismos y multiplicación microbiana. Y esta técnica es apta para una gran infinidad de alimentos: frutas, hortalizas, hierbas aromáticas, verduras, hongos, pesados, carnes, etc.

limón

¿Cómo deshidratamos el limón?

Existes aparatos eléctricos específicos para deshidratar el limón y otros alimentos, sin embargo, suelen ser caros. Lo cierto es que no es indispensable contar con un aparato específico. La deshidratación, en este caso del limón, se puede realizar de forma natural mediante la luz del sol o con la ayuda de aparatos domésticos como el horno.

Antes de comentar cómo se deshidrata el limón, hay varias cuestiones que debemos tener en cuenta para preparar los alimentos antes de utilizar esta técnica. Las fruta que suelen oxidarse como sucede con las manzanas y las peras deben sumergirse  durante un minuto en agua con mucho zumo de limón para evitar la oxidación. La mayoría de las verduras hay que escaldarlas antes de deshidratarlas para romper las fibras y que no se ennegrezcan. El limón lo lavamos y ponemos directamente, no precisa de indicaciones previas.

Lo ideal es aprovechar el sol para conseguir una mejor deshidratación del limón, además es más económico y ecológico. Esta es la opción ideal en los meses de verano o cuando el sol es más potente, durante el invierno es más complicado aprovechar la luz solar para deshidratar los alimentos.

Deshidratar el limón en el horno

Todos contamos con un horno en casa, es un electrodoméstico esencial en la cocina. El cuál debemos preparar antes de introducir nuestras rodajas de limón para deshidratar. Para que los alimentos no se carbonicen o cuezan, la temperatura del horno para esta técnica nunca debe superar los 90º. Para garantizar que el limón o cualquier alimento que vayamos a deshidratar conserve todas sus propiedades, la temperatura no debe ser superior a 60º. No se debe cerrar por completo la puerta del horno, se puede ir abriendo o cerrando para regular la temperatura alcanzada y permitir la circulación del aire.

Cuanto mayor sea el grosor de la rodaja de limón mayor será el tiempo de duración del proceso, lo normal suelen ser entre 6 y 8 horas. Para ahorrar tiempo y energía es recomendable que se corte en rodajas finas y del mismo tamaño, así reduciremos bastante el tiempo y todas las piezas se deshidratarán igual.

Si cortamos el limón en trozos pequeños debemos colocarlos en una bandeja de horno sobre un papel para hornear o una lámina de silicona. En caso de cortarlo a rodajas, lo colocamos sobre la rejilla del horno previamente untada con aceite. No hay que olvidar colocar siempre que se utilice la rejilla una fuente o bandeja de horno que recoja los jugos. De esta forma se deshidratarán antes y de forma uniforme.

deshidratar frutas

Beneficios de deshidratar frutas y otros alimentos

La deshidratación de alimentos aporta grandes beneficios:

  • Tiene un alto valor nutritivo, con este método de conservación la perdida de vitaminas es menor.
  • Permite conservar casi cualquier alimento sin necesidad de aditivos o conservantes.
  • Más aromático y de sabor más intenso, al eliminar gran parte del agua y azúcares.
  • Fácil de almacenar no precisan frío, congelación o envases especiales.
  • Se pueden consumir de muy diversas formas y en el caso de los cítricos, como el limón, aprovecharlos para aromatizar estancias o para crear aceites esenciales.

Además de todas estas ventajas, al realizar en casa este proceso aportamos muchos más beneficios. Al escoger el producto se conoce el origen, calidad y estado del limón. Podemos conocer la fecha exacta de elaboración, envasado y en qué condiciones se ha manipulado el limón. Con esta técnica podemos disponer de alimentos menos fáciles de encontrar en el mercado y muy utilizados en cocina y repostería. Pero quizás la ventaja más destacada es la capacidad de poder aprovechar y disponer de productos de temporada durante más tiempo.

El limón deshidratado es un elemento muy deseado como condimento en la cocina, aromatiezante, especia o potenciador del sabor en repostería. Y es un aromatizante, incienso o ambientador natural ideal para el hogar.

Si te ha gustado nuestro post puedes encontrar más artículos como este en nuestro blog Lemon World. No te pierdas nuestras noticias y novedades en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram y Linkedin).